No me apetece tener sexo


 

sin ganas de hacer el amor El deseo sexual tiene cuatro etapas.

La etapa del estímulo o deseo sexual, después llega la excitación pasando al orgasmo y después la última fase que es la del bienestar y relajación.

Todas éstas etapas necesitan se recorridas sin saltarse ninguna para volver a empezar armónicamente. Si nos pasamos alguna de ellas, existe un problema.

EL DESEO SEXUAL: Es la primer etapa, si siempre recibimos el mismo estímulo, llegará un día en que se pierda ésa sensación.

El deseo son las ganas de tener relaciones sexuales, es el principio. En algunas parejas que llevan muchos años juntas ésta etapa desparece

La rutina, el aburrimiento, el variar poco en tu vida sexual, siempre la misma pareja, quizás ya no me atraiga tanto . . . .

También pueden interferir los problemas hormonales.

Quizás esté haciéndote mal alguna medicación que estés tomando regularmente.

Problemas encallados con tu pareja.

Demasiado ocupados con hijos, trabajos, casa etc.

Hay que intentar solucionar éste problema, es imprescindible tener las cosas claras en una relación, no vivir juntos por costumbre, por pena a dejar al otro, por comodidad.

Hay que coger al toro por los cuernos e ir al fondo del problema.

Dicen que donde hubo fuego quedan rescoldos, pues si después de tratar el tema, veis que queréis y merece la pena luchar por vuestra vida en común, pues nada, a soplar el fuego con muchas ganas, que veréis como vuelve a salir la llama. La llama del amor.

Sorprénde a tu pareja con juguetes sexuales o bien con lencería fina, da muy buen resultado, entre otras cosas como pueda ser salir un fin de semana solos o simplemente empezar por tomaros un café y charlar.

Fuente fotografía 

Be Sociable, Share!

, , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)